«Niños polvo», transita entre el doloroso mundo real y el fantástico universo imaginario

La obra Niños polvo relata como en medio de una guerra devastadora y catastrófica, Samir de 12 años crea un mundo imaginario para proteger a Orión, su hermano menor de 7 años. Pero el estallido de una bomba los separa y Orión dedica toda su energía en buscar a su hermano, transitando entre el doloroso mundo real y el fantástico universo imaginario, donde lo acompañan una frágil muñeca de porcelana, un libro parlante y un niño recolector, sin saber que en medio de su ardua búsqueda van a encontrarse con lo que más temen.

Platicamos con Zaid Rolva, director y dramaturgo, de esta historia que se presentará este 21 y 22 de mayo en el Teatro de la República.

¿Cómo surge esta historia?
Surge de una necesidad personal, yo siempre he creído que cuando un proyecto viene desde el corazón es cuando se genera un proyecto interesante, en particular, este se genera desde mi perspectiva porque hay una necesidad constante de hablar de los niños, no significa que todo lo que haga yo sea infantil, pero si algo que me interesa mucho siempre son los niños.

Esto surgió de una necesidad muy personal porque seguía atravesando un duelo que no solo tiene que ver con las perdidas de amistades, sino que seguía en un proceso de duelo porque perdí a dos de mis primos en un accidente, ellos me llevaron a hacer todo esto, cuando los pierda me queda un sentimiento de vacío.

Además la historia viene inspirada de la guerra..
La imagen particular de los niños en Siria que sacaban de los escombros o estaban envueltos en polvo, eso me impactó muchísimo y dije ´son niños polvo´, eso fue lo primero que dije ´parece que están hechos de polvo´ y de ahí surgió la primera idea. El título ya estaba, ahora era generar todas las imágenes del desarrollo de la historia.

¿Cómo fue el proceso de escritura?
Tuve mucha asesoría, me recomendaron mucho basarme en ´El viaje del héroe´, es una fórmula que se genera para poder hacer una transición de la historia de un héroe por todo lo que tiene que ir pasando. Investigué mucho de como había construido Guillermo del Toro la historia de ´El laberinto del fauno´.

Como me apasiona mucho su trabajo, empecé a ver como hacia su trabajo y de donde se inspiraba, van a poder ver un pequeño homenaje a Guillermo del Toro, fue de observar sus imágenes para generar las mías.

¿Cómo transportarás al público a la atmósfera de la guerra?
Van a ver entradas a portales hacia otras dimensiones con cosas antiguas, hay marcos de espejos, se ve como si ´Orión´ atravesara estos marcos; las maletas antiguas que además simbolizan el viaje de las personas que están en la guerra, si nos detenemos a pensarlo son un símbolo muy importante porque todas las personas que han vivido una guerra siempre llevan sus maletas y en ellas sus recuerdos.

En esta historia las maletas son muy importantes en la escenografía porque también con ellas entran a ciertos portales, así es como jugamos con el paso real al mundo imaginario.

¿Cómo mezclar el mundo de los niños con el de la guerra?
Es un asunto bastante complicado pero justamente la manera en la que mezclamos esto es justo apuntándole a la fantasía, a la farsa, al mundo fantástico; es un tema bastante complicado y doloroso porque se toca el tema de la muerte.